Los expertos afirman que se espera un notable crecimiento de la prevalencia de Párkinson en los

próximos años. Ya estamos ante la segunda enfermedad mental en términos de prevalencia.

Se estima que en 2040 habrá más de doce millones de afectados, lo que representa casi el doble de la cifra actual.

Está claro que la comunidad científica nos alerta de esta pandemia y, ser capaz de proponer estrategias para poder gestionarlo es la forma correcta de actuar.

 

Sabiendo que el número de pacientes se va a incrementar, que cada vez tendremos una esperanza de vida mayor, que los sistemas asistenciales y sanitarios no tienen recursos ilimitados y que estamos acostumbrándonos a elevados niveles de atención y bienestar, la única propuesta que se nos ocurre desde i4life es desarrollar soluciones que puedan dar sostenibilidad al sistema y que hagan uso eficiente de los recursos disponibles.