i4life nace en 2015 como una iniciativa social en el seno de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón.

En abril de 2018 se constituirá como spin-off de la Universidad de Oviedo.

Su objetivo principal es poner la tecnología al servicio de las personas para mejorar su vida.

En una primera etapa hemos puesto el foco en los adultos mayores. Ellos podrían beneficiarse mucho si incorporasen tecnología a sus vidas. Y ese es el reto que se propone i4life: mejorar sus vidas usando la ingeniería.

En la línea de trabajo para afectados de Párkinson hemos decidido cambiar el mundo y la atención que estas personas reciben: queremos ofrecer un seguimiento continuo para poder asegurar que su calidad de vida y su medicación son las mejores dentro de las limitaciones que les impone el deterioro asociado a la enfermedad. Para conseguirlo, hemos desarrollado dispositivos que registran su día a día, que mediante el uso de machine learning y big data anticipan conclusiones y toman decisiones acerca de sus síntomas. Con el sistema de gestión médica i4park que hemos desarrollado conectamos al paciente con su entorno las 24 horas del día. Esto hace que su neurólogo esté informado en todo momento de su evolución, recibiendo alertas en caso de que algo vaya mal; sus familiares y seres queridos podrán vivir más tranquilos porque le  sabrán bien cuidado y vigilado;

En realidad, con nuestros desarrollos, lo que tenemos claro es que el mayor adulto debe estar en el centro de todos los procesos que tengan que ver con su vida, su enfermedad, su atención. Es lo que las modas actuales llaman ‘empoderar’ al paciente.